El vino rosado y el blanco disparan sus ventas en el extranjero

Los vinos baleares están de enhorabuena y es que este año ha sido incluso mejor que el anterior y se ha conseguido aumentar de forma notable su producción y venta.

El incremento total ha alcanzado un 3´3% respecto al año 2016 y buena parte de ello lo tiene el gran aumento de su venta en países como Alemania y Suiza, los dos mejores mercados y escaparates de nuestro vino después de nuestra propia comunidad. Alemania engloba el 11 por ciento del total de la comercialización de nuestro vino y Suiza, más de un 4 por ciento. El mercado nacional, sin contar nuestra comunidad, consume el 3% de nuestra producción aunque su tendencia es claramente al alza.

Los vinos Baleares, además, han aumentado su presencia a nivel internacional de forma global, más de un 5 por ciento en la comunidad europea y casi un 9 por ciento en el resto del mundo. Estos datos son extremadamente positivos y más si tenemos en cuenta que el conjunto de vinos españoles también han aumentado pero la cifra de estos se ha quedado en un 2´5 por ciento.

El mercado extranjero es muy devoto de vinos frescos como son los rosados y blancos y eso ha hecho que sean los que más han incrementado su venta, sobretodo el vino rosado que ha aumentado más de un 20 por ciento. El vino blanco lo ha hecho en torno a un 10 por ciento y estos datos han ayudado a compensar la bajada de venta del vino tinto que ha disminuido alrededor de un 5 por ciento.

Todo esto ha hecho posible que la facturación total haya aumentado y conseguido cifras de récord con casi 35 millones de euros en ventas.